Efectos de la corriente eléctrica en el cuerpo humano (II): La edad de la gran potencia

Los Mundos de Brana

221439637_6080ff15e9_z

A partir de la segunda mitad del siglo XIX, el desarrollo de máquinas eléctricas (dínamos y alternadores) capaces de convertir la energía mecánica en eléctrica permitió trabajar con unos niveles de potencia muy altos, inimaginables con anterioridad. Rápidamente, la energía eléctrica fue introduciéndose en la industria, en las comunicaciones, en el alumbrado y en usos domésticos, lo que puso de relieve la necesidad de estudiar los peligros que podía representar para los seres vivos y de desarrollar prácticas y normativas que garantizasen la seguridad de los usuarios. De estos temas trataremos en lo que sigue.

 Magnitudes eléctricas

En electrotecnia se precisan varias magnitudes fundamentales para caracterizar correctamente un circuito eléctrico y sus propiedades. Sin entrar a profundizar en todas ellas, expondremos los aspectos principales del tema que nos ocupa en base a las tres más conocidas por el público en general: la tensión, la intensidad y la resistencia .

La…

Ver la entrada original 2.103 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s