Productos naturales que matan (primera parte)

Temas de Ciencia en la Salud

Una mala experiencia

Cuando tenía aproximadamente 12 años, en uno de esos días de verano donde el calor parecía partir la tierra, con mi hermano mayor decidimos desmalezar un terreno que se extendía al fondo de casa. La idea era dejarlo en condiciones para que nuestra madre pudiese cultivar algunas hortalizas. Entre las plantas que sacamos había unas calas que estaban allí hacía tiempo. “Las calas son flores de cementerio, tenemos que sacarlas”, dijo mi hermano. Como sabíamos que era inútil cortarlas sin eliminarlas de raíz, con ayuda de una pala logramos desenterrar más de media docenas de bulbos. Dado que teníamos una canilla al alcance decidí lavar uno de ellos. Su apariencia semejante a la de una papa y sabiendo que nuestro alimentación se basa en el consumo de una gran variedad de raíces, decidí darle un mordisco para averiguar qué tal sabía. ¡Otra que gusto!  La lengua se…

Ver la entrada original 1.839 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s